Escoge la música

13 julio 2008

85.- Primera parte del SAL misterioso

Como ya sabeis me apunte al SAL, teñí las telas y os muestro los resultados:

Despues de dejar las telas a remojo en vinagre y sal gorda, (hay que ser generosas y no escatimar en la cantidad de estos productos para que actúen bien), se lavan con agua fria y jabón neutro y se dejan secar, despues ya se pueden bordar.
Al lavarlas con jabón se elimina el olor del vinagre y del vino, asi es que huelen a limpio, alguna me preguntaba por el olor, para eliminar del todo el olor a vinagre en la cocina se puede abrir la ventana y que lo huelan las vecinas o hacer un bizcocho en el horno y asi la casa huele que alimenta. Yo prefiero esta última opción.



El vinagre se usa para que no se pierda el color con los lavados y con la sal se ayuda a fijar el color, seguro que recordais cuando comprabais vaqueros oscuros o negros que las mamis los remojaban con sal y vinagre antes de meterlos en la lavadora para que luego no destiñesen y manchasen la otra ropa. Al menos la mia lo hacia.

Estas telas deben lavarse siempre en agua fria.
El tono cambia dando un aspecto marmoleado a la tela pues segun las arruguitas que se formen al teñir va a tomar más color por algun sitio que por otro, si quereis un tono más uniforme hay que recurrir a tintes artificiales, esto es una prueba de lo que podemos hacer con cosas que siempre hay en casa. Aunque estas telas al ser pequeñas y quedar bien impregnadas por los liquidos que eche tiene un tono bastante uniforme.

Borde la primera parte en la tela de color vino, y mañana Kriss nos pasará la segunda parte a ver como va quedando.





Montse.