Escoge la música

24 octubre 2013

391.- Mi fiesta de cumpleaños

Cuanto tiempo sin publicar!, si os digo que pasó volando no me vais a creer, el verano en un suspiro, siempre que disfrutamos de algo el tiempo corre demasiado, septiembre un poco fastidiada con una pequeña lesión que me hice en la rodilla, y la verdad es que estaba un poquito de bajón.
Y octubre pasó a velocidad de vértigo, preparando mi fiesta de cumpleaños, llegaron los 40 y la verdad es que me siento igual que a los 25, bueno alguna canita más...

Me veo obligada a terminar las labores comenzadas y no empezar  muchas más hasta liberarme mentalmente de esas tareas que por una u otra causa quedaron a medias.

Tengo un par de proyectos personales en mente y mi intención es terminar una tarea antes de empezar otra.

Hice este bolso a ganchillo con trapillo, es para una amiga de mi madre, me falta forrarlo, tengo que bajar a comprar una tela mona, para el interior, es granate, aunque no se porque la cámara me ha desvirtuado totalmente los colores.

                                                

Tengo para terminar esta preciosa chaqueta de ganchillo, que este verano no pudo ser, sé  que Mayte Maestre me ayudara con las mangas y el montaje final.
creo que esta manga hay que deshacerla, pero bueno después de haberla hecho y deshecho tres veces en las vacaciones, ya estoy dispuesta a hacer lo que sea para que quede aceptable.
no se aprecia en las fotos el color coral, es tan bonito.

Os enseño estos preciosos collares  que hice con materiales de la tienda de Ali.


Y aquí la decoración de la fiesta! se celebró el 19 de octubre día del cáncer de mamá y he de decir que afortunadamente en nuestra familia no hay casos, pero eso no quiere decir que no haya que hacerse revisiones y mamografías a partir de los 40. 
Esta fue una de las razones para que la decoración fuese tan rosa!, y la segunda razón que creo que cuando cumpla 50 ya no me pega tanto rosa!

Cubrí los sofás con sabanas blancas, y los cojines con fundas de almohada fuxias, los globos blancos y rosas enganchados con sedal y colgados del techo con cinta de carrocero o pintor, 
el cuadro del salón es en tonos marrones, no quedaba bien, así que un papel de regalo del primark, unos números recortados en goma eva y un pompom de papel de seda, convirtieron el cuadro en un gran paquete, luego en el techo una guirnalda a tono.

 la mesa de dulces, aprovechando el módulo de la calefacción, le puse una tabla encima y lo forre todo con papel de regalo de lunares del primark, 6 metros 1,50€ , está genial!, y una tela de cupcakes.

 en el otro lado del salón quité la tele de su sitio habitual y asi quedó una "mesa" bufet de un metro ochenta centímetros
 aquí algunas de las cosas que había para picar, a medida que se agotaban, sacábamos más de la cocina

la fiesta fue un éxito porque todos nos lo pasamos muy bien, nos reímos mucho, nos reencontramos y nos prometimos vernos más a menudo, 22 personas de edades comprendidas entre los 82 y los 2 años, y con una sonrisa en la cara.

en estas fotos podéis ver el salón en estado normal!



En cuanto a libros, septiembre me permitió leer Una canción casi olvidada, me gustan las novelas con un poco de romanticismo, porque como dice Fangoria: "No quiero más dramas en mi vida, solo comedias entretenidas",  he leído los dos libros de Katherine Webb, y en los dos las casas son parte importante de la trama, me gustan los libros que giran en torno a personajes un poco complicados, casas viejas, y misterios, pero con amor de fondo, no sólo amor romántico (entre parejas) sino amor a la tierra, a esas casas, amor a través de la amistad, desde luego es entretenido y una forma de evadir nuestra mente.


La sipnosis del libro es: 
Zach Gilchrist es un cuarentón que ha tocado fondo. Al borde de la ruina económica y emocional, lo único que le queda es su pasión por el arte de Charles Aubrey, un conocido pintor al que su abuela presumía de haber conocido en los años treinta durante unas vacaciones en Dorset. Dispuesto a contar la verdadera historia deAubrey, Zach viaja hacia las costas escarpadas de la región para seguir la pista del artista. Es ahí, entre brumas y acantilados, donde Zach conoce a Dimity, una mujer mayor y algo extravagante, que tiene mucho que contar. Sentado en la cocina de Dimity, Zach escucha y vuelve atrás en el tiempo, a cuando la anciana era aún una chiquilla y vivía en una chabola con su madre, conocida por ser la bruja del pueblo, mientras Aubrey y su familia descansaban en una mansión cercana. Así, poco a poco, el hombre llega a descubrir un hecho oculto durante años, un secreto y una obsesión que han marcado para siempre la vida de esa mujer y la de todos quienes rodearon a Aubrey. Una atmósfera perturbadora, unos personajes que se desvelan de a poco y una escritura que envuelve al lector: he aquí el secreto de una novela destinada al éxito

Seguía muchos blogs a través del reader de google y con el lío de trabajar esta última temporada he estado un pelin desconectada, el caso es que me han fastidiado bien porque han quitado el servicio y no se puede acceder, por lo que muchísimos blogs que tenia para ver cuando tenia tiempo y enviarme las entradas a mi correo electrónico los he perdido.
Horas de búsqueda de blosg por internet.
Fallo mio por no tenerlos todos apuntaditos en una libreta.

Espero bordar algo este invierno y creo que este blog irá cambiando despacio hacia otras de mis pasiones, decoración y arquitectura… en definitiva es un arca donde cabe todo aquello que me interesa.

Gracias por leerme , aunque últimamente creo que no aporto nada nuevo, 
pero en definitiva, es mi vida, es mi diario de labores.

Besos.
Montse.